© BOCAS TV S.A.

Inversionistas interesados en construir un canal seco desde Chiriquí a Bocas del Toro


La obra conectaría a puertos de la provincia de Chiriquí y Bocas del Toro impactando de forma directa al crecimiento de la región, además, evitaría que la carga se exporte por puertos de Costa Rica.


La idea de construir un sistema intermodal para el transporte de carga, mejor conocido como canal seco que conecte las provincias de Bocas del Toro y Chiriquí, vuelve a tomar fuerza.


El asesor de la Autoridad Marítima de Panamá en el Departamento de Operaciones Portuarias, Tomás Douglas, confirmó que actualmente hay unos inversionistas extranjeros que han fijado su mirada en la región occidental del país y han mostrado interés en la construcción de un canal seco.


Sin revelar el nombre de la compañía porque aún no hay nada en concreto, Douglas afirmó que la realidad es que actualmente tenemos una competencia acérrima con Costa Rica, pues los contenedores nuestros de mercadería producida en la región occidental, se están yendo por el sistema portuario tico.


“Un canal seco impactaría enormemente a las provincias de Bocas del Toro y Chiriquí, esto conectaría al sistema portuario de estas dos provincias. Todo el sector logístico, ganadero y agropecuario de estas regiones se vería beneficiado, pues los contenedores se despacharían allá mismo con un canal seco, sin necesidad de traerlos hasta Panamá o que se vallan por Costa Rica”, sostuvo Douglas.


Explicó que “para nosotros es muy importante un proyecto de tal magnitud, pues estaríamos más globalizados en nuestra región que está en crecimiento”.


Para Felipe Ariel Rodríguez, presidente del Centro de Competitividad de la Región Occidental de Panamá (Cecomro), el desarrollo de un canal seco que una ambas provincias sería un paso alternativo al Canal de Panamá y eje fundamental del trasbordo de mercancías.


Destacó que cuando estuvo la empresa bananera Chiquita Brand utilizó esta idea de canal seco para exportar su mercancía, tocaría a nosotros reactivarlo.


Explicó que la construcción de un canal seco es una aspiración antigua de la región lanzada en la propuesta del Plan Maestro para el Desarrollo Económico de Chiriquí de 1994 y reiterado en el 2005, también como un complemento de carga internacional del eje transístmico Panamá-Colón.


Esta no es la primera vez que se habla de la construcción de un proyecto de esta indole, pues bajo el gobierno del entonces presidente Juan Carlos Varela se barajeo esta idea, pero el proyecto quedó engavetado.


Para la obra se estimó una inversión de entre los 7 mil y 19 mil millones. El periodo de construcción estaría entre los tres a siete años y una fuerza laboral de entre 7 mil a 123 mil trabajadores.


Una vez concluida la obra beneficiaria a más de 25 mil personas de la región occidental del país. Sin embargo, no paso mas allá de una propuesta.


FUENTE: En Segundos